RICHTER
"Transformador Vol.2"
CARATULA DISCO

Get the Flash Player to see this player

VIDEO DESTACADO INFORMACION DEL DISCO




SELLO: CFA
AÑO: 2012
ESTILO: Rock
PAIS: Argentina
DURACION: 34,15
RESEÑA: Transformador fue lanzado en el 2012. Primer disco doble de la banda que contiene 18 canciones y que incluye una versión actual de “Cars”, el clásico de Gary Neuman. También editado simultáneamente en toda Latinoamérica por el sello argentino-mexicano Loshe Music. Grabado en los estudios Cuzco con el técnico Mariano Marcos y con el apoyo de Cuzco Records. Producido por Zenitram, es el disco más rockero de RICHTER, y también el disco más tecno. O sea, el disco más electro-rock. Los yeites de guitarra y los patrones de bajo vienen de los orígenes del rock and roll y el punk. Las programaciones son agresivas, inspiradas en el EBM, el industrial y también el techno-pop. A pesar de ser doble, TRANSFORMADOR es un disco rápido. Rápido y filoso. A diferencia de FIN DEL MUNDO y DANZALLAMAS, donde RICHTER desplegaba toda su batería de cubiertos, en TRANSFORMADOR solo usan el cuchillo. Se hicieron 3 cortes del disco: “Arbol de la Ciencia”, “Turra” y “Suiza”, con video-clips que rotaron en canales de televisión de varios países de Latinoamérica. Dicho por ellos mismos: “En TRANSFORMADOR hay influencias del Surrealismo de los años 20, de la Depresión de los 30, de la Ciencia Ficción de los 50 y 60, del Activismo de los 70, del Modernismo de los 80, de la Globalización de los 2000, TRANSFORMADOR es el collage de todo un siglo”. “Nada funciona bien en TRANSFORMADOR. Las canciones del álbum son un catálogo de fallas, fallas en la sociedad, fallas en la familia, fallas en la pareja, fallas en el sistema. Todo está de alguna manera roto o dañado, es un disco eléctrico pero no de una electricidad que fluye limpiamente, sino de constantes sobrecargas y apagones por cortocircuitos”. “La realidad esta llena de ironías y paradojas feroces, y eso nos inspira. Los contrastes absurdos, las injusticias grotescas, las situaciones bizarras. TRANSFORMADOR tiene bastante de eso, de jugar con los extremos hasta convertir el juego en denuncia, de colocar el MALBA en La Salada y ver qué sucede.” “No hay amor en TRANSFORMADOR, o por lo menos no en el sentido romántico. El amor solo aparece un par de veces y lo hace como un mero concepto desprovisto de magia. Hay odio, resentimiento, violencia y también indiferencia, pero amor... casi nada. No fue a propósito, nos dimos cuenta al terminar el álbum y pensamos... qué loco!... podría ser el disco con menos amor en la historia del rock argentino!”